Pages Navigation Menu

Revista online

  Únete a nosotros en Facebook!  Síguenos en Twitter!  Canal Youtube!

FLACIDEZ CORPORAL

FLACIDEZ CORPORAL

La pérdida de tono o tersura de la piel es un problema que afecta sobre todo a las mujeres en diferentes zonas del cuerpo.

Debemos diferenciar la flacidez cutáneflacidez corporala de la flacidez muscular, que aparece por falta de ejercicio físico. Si bien pueden aparecer juntas, no siempre es así.

En el tejido conjuntivo de la dermis, se encuentra una sustancia fundamental con glicosaminoglicanos, que tiene gran capacidad de retención de agua,  el colágeno y las fibras elásticas. Con la edad, la piel va perdiendo agua, colágeno y elastina.

La flacidez es uno de los signos más inestéticos del envejecimiento cutáneo. Con los años todos perdemos firmeza y aparece flacidez. Este proceso se puede acelerar

por diferentes factores, pero también se puede prevenir y evitar en gran medida. Una vez aparece la flacidez, es difícil de eliminar, y aunque no hay remedios infalibles, si existen diferentes tratamientos médicoestéticos que combinados adecuadamente son capaces de controlar este proceso.

CAUSAS o factores predisponentes:

    • Fotoenvejecimiento: el exceso de sol acelera la oxidación celular, se pierde agua, disminuye el colágeno y las fibras de elastina pierden su elasticidad acelerando el proceso de la flacidez.
    • Tabaco: empeora la circulación y acelera el envejecimiento de la piel.
    • Dieta pobre en proteínas: en ocasiones la obsesión por un peso adecuado conlleva una disminución de la ingesta de proteínas (carnes, pescados, etc).
    • Predisposición genética (hiperlaxitud congénita).
    • Toma de algunos fármacos (corticoides de forma crónica…).
    • Pérdidas de peso con dietas inadecuadas.
    • Enfermedades del colágeno.flacidez 2

 

COMO EVITARLA

  • Utilizar fotoprotección solar siempre : en verano y en invierno.
  • No fumar.
  • Hacer ejercicio a diario: la flacidez muscular y cutánea son distintas, pero un buen tono muscular es fundamental para un aspecto saludable de la piel. Una tabla de ejercicios pautada por un profesional nos ayudará. Alternativas al ejercicio tradicional son la gimnasia pasiva y las plataformas vibratorias.
  • Dieta equilibrada con ingesta suficiente de proteínas (carnes, pescados, huevos…). Los aminoácidos que forman las proteínas son como los ladrillos de una pared; si no aportamos los aminoácidos, la pared se cae, la piel y los músculos se descuelgan. Las dietas de adelgazamiento deben ser proteicas (no hiper ni hipoproteicas). En algunos casos hay que prescribir determinados productos con aminoácidos, por vía oral, como coadyuvantes de los tratamientos estéticos de la flacidez.
  • Tomar antioxidantes retrasa el envejecimiento y la flacidez. Por supuesto, han de ser prescritos por nuestro médico, en la combinación más adecuada a cada paciente.
  • Cosméticos/cosmecéuticos que además de hidratar la piel, aportan argireline y DMAE con acción de nutrición y contracción de la piel. Hay que usarlos de forma constante.

TRATAMIENTOS

Una vez que ha aparecido la flacidez, su tratamiento no es fácil. La clave está en mejorar la microcirculación de la zona y estimular la síntesis de colágeno. Para ello hay distintas opciones que deberán prescribirse por el médico estético, valorando previamente al paciente (edad, zonas afectadas, causas, actividades, tiempo y economía).

Contamos con diferentes opciones:

  • Radiofrecuencia médica.
  • Carboxiterapia: microinyecciones de CO2.
  • Mesoterapia: microinyecciones en dermis con sustancias reafirmantes como silicio orgánico y acido hialurónico. La mesoterapia virtual no es tan efectiva.
  • Bioestimulación con PRP (Plasma Rico en Plaquetas): se inyecta como la mesoterapia.
  • Peelings químicos y dermoabrasión: a más profundidad, más efecto tensor, pero más efectos secundarios.
  • Terapia fotodinámica con LEDs.
  • Luz pulsada intensa (IPL)
  • Hilos: se anclan en tejido subdérmico y tensan la piel.
  • Cirugía: en casos de flacidez extrema y exceso de piel.

Ninguno de los tratamientos existentes es el mejor ni el único. El secreto está en combinarlos adecuadamente y teniendo en cuenta que en muchos casos coexisten diferentes problemas con la flacidez (celulitis, adiposidades localizadas, estrías, arrugas, pigmentaciones…) y es conveniente adaptar los tratamientos a cada paciente, de manera que se obtengan óptimos resultados.

 

Fuente: SEME (Sociedad Española de Medicina Estética)

MeDIFeM (Dra. Felicidad Espinosa)

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>